viernes, 25 de febrero de 2011

La Libertad

Ya sé que tú sabes que es emocionante tener emociones, no hace falta decirte que eres responsable de ellas. Todas guardadas en tu corazón con una sola llave. El corazón no tiene cerradura, ya descubrirás para qué sirve la llave. Mientras tanto cuídalas, riégalas de vez en cuando, llévalas a la playa, suéltalas por el campo, trata de enseñarles por qué se equivocan. No siempre va a ser fácil, pero si lo intentas puedes comprenderlas a todas. Entonces habrás encontrado la llave para elegir qué vas a hacer con ellas.

RECETA PARA SER LIBRE
1. Si siempre ganas, prueba a perder. Si sueles perder, intenta ganar.
2. Aprende a equivocarte. Practica en casa, en el colegio, en el supermercado.
3. Levantarse y caerse. Otra vez. Ensayar cada día.
4. Dar saltos encima de la cama una vez cada semana. No olvides el lanzamiento de almohadas.
5. Cierra los ojos y, sin moverte del sitio, vea allí y donde desees.
Recetas de lluvia y azúcar
Eva Manzano
Mónica Gutiérrez Serna

1 comentarios:

Minipunk dijo...

Yo diría una más, se tu mismo, actúa con la libertad que actuabas cuando apenas eras un bebe.